UN GRUPO DE BARQUEREÑOS DISFRUTÓ DE UNA ATRACTIVA EXCURSIÓN A CASTRO URDIALES DONDE TUVIERON COMO GUÍAS A JUBILADOS CASTREÑOS

Esta actividad forma parte del programa “Mayores enseñan patrimonio a mayores” que ha organizado la Dirección General de Cultura con motivo del Año Europeo del Patrimonio

Un grupo de vecinos de San Vicente de la Barquera, acompañados por el teniente alcalde, Florencio Roiz y la concejala de Cultura y Turismo Belinda Franco, disfrutaron el martes de una maravillosa excursión en la localidad de Castro Urdiales en la que contaron con unos guías excepcionales, vecinos castreños que como ellos han participado en el Programa Mayores enseñan Patrimonio a Mayores que ha contado con un interesante taller de envejecimiento activo, diseñado e impartido por el psicólogo Francisco Brera y organizado por la Dirección General de Cultura del Gobierno de Cantabria con motivo del Año Europeo del Patrimonio.

En la visita a Castro Urdiales han conocido el legado musical de los maestros Ataulfo Argenta, Arturo Duo Vital y García Basoco, han recorrido el casco antiguo, visitado la Iglesia, el Faro, donde coinciden con la exposición temporal sobre el arquitecto castreño, Leonardo Rucabado, el Faro- Castillo, la ermita de Santa Ana, el Puerto Pesquero y otros monumentos emblemáticos de la villa marinera. En cada punto los castreños jubilados les han ido contando anécdotas y dado explicaciones que les acercaron al patrimonio de modo ameno y sencillo. Los miembros de la Asociación Cantu Santa Ana han abierto las puertas de su centro de interpretación de la mar en su nave Calafate, donde resguardan las tradiciones marineras tan comunes a ambos puertos cantábricos antiguamente miembros de La Hermandad de las Cuatro Villas de la Costa de la Mar.

También visitaron el ayuntamiento castreño y  el centro de interpretación de Flavióbrica antes de disfrutar de una agradable comida en el Real Club Náutico de Castro Urdiales.

Durante la comida se ha aprovechado para intercambiar conocimientos de ambos pueblos, experiencias y emociones que han constituido el eje de este proyecto y como no cantar, algo tan típico de ambas localidades como de otras villas marineras.

Ahora los barquereños terminarán de preparar la visita que realizarán los jubilados castreños a nuestra villa el próximo día 11 de diciembre para enseñarles también nuestras costumbres, canciones, bienes culturales y patrimonio monumental.

Barquereños como algo propio que desean conservar y dar a conocer.  

Amanece en San Vicente de la Barquera y un grupo de personas mayores de la localidad junto a dos concejales esperan el autobús que les conducirá a Castro-Urdiales. ¿Qué hacen estas personas jubiladas? Son los asistentes al Programa Mayores enseñan Patrimonio a Mayores que han participado en el taller de envejecimiento activo y patrimonio celebrado en San Vicente de la Barquera durante una semana diseñado e impartido por el psicólogo Francisco Brera y organizado por la Dirección General de Cultura del Gobierno de Cantabria con motivo del Año Europeo del Patrimonio.

Durante una semana un grupo de mayores se han reunido para hablar del patrimonio de su localidad, tanto material como inmaterial, han recordado viejas tradiciones de su pueblo, rememorado oficios, anécdotas, personajes que forman parte de la cultura de los habitantes de la localidad, recordado canciones y poesías, desempolvado viejas fotografías y releído antiguos libros olvidados en sus salones o se han animado a visitar la biblioteca municipal o el telecentro, han salido de casa y preguntado a sus vecinos. A la vez han estudiado y visitado los monumentos del pueblo y preparado una visita guiada para los participantes de otro taller similar que se ha celebrado en Castro-Urdiales y que recorrerán las calles de San Vicente de La Barquera el próximo 11 de diciembre acompañados por este alumnado privilegiado y motivado que les enseñará las costumbres, canciones y bienes culturales barquereños como algo propio que desean conservar y dar a conocer.

Y hoy, 27 de noviembre con un día espléndido de otoño con los Picos de Europa nevados y la mar en calma parten hacia Castro-Urdiales donde serán recibidos por los mayores del pueblo que les enseñarán sus monumentos y tradiciones en vísperas de su patrón San Ándres.

Una vez en Castro-Urdiales les han acogido en el Centro Cultural Eladio Laredo donde radica la casa de jubilados de la villa y tras un desayuno para reponer fuerzas han comenzado el itinerario  cultural arropados por los maravillosos guías castreños, han podido conocer el legado musical de los maestros Ataulfo Argenta, Arturo Duo Vital y García Basoco, han recorrido el casco antiguo, visitado la Iglesia, el Faro, donde coinciden con la exposición temporal sobre el arquitecto castreño, Leonardo Rucabado, el Faro- Castillo, la ermita de Santa Ana, el Puerto Pesquero y otros monumentos emblemáticos de la villa marinera. En cada punto los castreños jubilados les han ido contando anécdotas y dado explicaciones que les acerquen el patrimonio de modo ameno y sencillo. Los miembros de la Asociación Cantu Santa Ana han abierto las puertas de su centro de interpretación de la mar en su nave Calafate, donde resguardan las tradiciones marineras tan comunes a ambos puertos cantábricos antiguamente miembros de La Hermandad de las Cuatro Villas de la Costa de la Mar, entidad administrativa medieval y moderna que agrupaba las villas costeras del norte de Cantabria.Esta asociación cultural trata de mantener vivo el legado pesquero tanto de marineros, rederas, carpinteros de ribera y otros oficios relacionados con la mar que corren el riesgo de ser olvidado.

Al mediodía y mientras continuaban las explicaciones en la Plaza del Ayuntamiento algunos barquereños han necesitado seguir la costumbre y tomar un blanco en los múltiples bares y restaurantes de la zona de vinos castreña y una vez repuestos han subido al salón de plenos de la casa consistorial para poder contemplar este monumento en su interior y los cuadros que acoge sobre la invasión francesa y posterior incendio de la villa.

La última parte de la visita ha tenido lugar en el centro de interpretación de Flavióbrica, denominación romana de la colonia que fundaron en PortusAmanus y que una de las aventajadas participantes ha explicado con gran detenimiento a los barquereños.

Terminada la visita y el paseo tocaba comer y que mejor sitio que el Real Club Naútico de Castro Urdiales del cual algunas de las participantes son socias y donde nos han preparado una estupenda comida en medio del puerto y con vistas a los monumentos visitados.

Durante la comida se ha aprovechado para intercambiar conocimientos de ambos pueblos, experiencias y emociones que han constituido el eje de este proyecto y como no cantar, algo tan típico de ambas localidades como de otras villas marineras

De vuelta a San Vicente toca ahora reunirse y seguir preparando la visita de los Castreños a nuestro querido pueblo.

 

Alineados con el objetivo general del Año Europeo del Patrimonio Cultural 2.018 de animar a las personas a descubrir y comprometerse con el patrimonio cultural europeo y reforzar el sentimiento de pertenencia a un espacio europeo el proyecto trata de acercar a los mayores a su patrimonio, descubriendo sus recursos y aportando sus saberes, comprometerse activamente con el patrimonio integrándolo en su identidad, aumentando su sentimiento de pertenencia y protección, interaccionar con otras personas y divulgar el patrimonio propio y favorecer el envejecimiento activo a través de sus principales claves; tener un proyecto en la vida, aumentar las relaciones personales, mejorar la salud integral, física y mental, trabajar la memoria y la atención así como favorecer los pensamientos positivos y la autoestima.

El proyecto trata de poner en valor los recursos patrimoniales (culturales, paisajísticos y económicos de los municipios del Camino de Santiago de la Costa), a través de las rutas y paseos por los lugares más bellos de los ayuntamientos implicados, itinerarios enfocados a divulgar, conocer y apropiarse de los elementos patrimoniales redundando en la mejora de la salud física y emocional de las personas mayores. Para conseguir que un segmento muy amplio de la población de nuestros pueblos y también de otras localidades pueda aprender y mejorar la calidad de vida durante el tiempo que preparen las rutas, las recorran y reflexionen sobre ellas a posteriori. Provocando pensamientos y emociones positivas que generen bienestar y ganas de vivir.

 

0 Comentarios

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top
Idioma »